Se ha producido un error en este gadget.

lunes, 28 de junio de 2010

MATTHEW FOX.


DOC-1631. WITTENBERG-ADISTA. “Quiero pasar de la Reforma a la transformación, y ha llegado el momento. Pero la Reforma es el primer paso. Y Wittenberg es arquetípica, representa un lugar donde alguien hace tiempo se levantó contra el poder de la Iglesia y dijo: “Basta”. Y así, al igual que aquel “alguien” hizo en 1517, Lutero, hoy el teólogo americano Matthew Fox ha expuesto delante de la Catedral de la ciudad alemana “sus” 95 tesis para una reforma, una “nueva reforma” para una Iglesia que está en crisis. Matthew Fox, autor de 26 libros, ex-dominico, ha fundado la Wisdom University en Oakland, California. Protagonista en los años 80 de debates teológicos, en los que su rival era el entonces Cardenal Ratzinger, prefecto para la Doctrina de la Fe, fue por esto castigado en el año 88 por sus posiciones en relación con la moral sexual con un año sabático forzado. Fox continuó su trabajo junto al Institute in Culture and Creation Spirituality por él instituido primero en Chicago y después en Oakland, pero continuó siendo objeto de ataques por parte de la derecha católica americana, que lo acusaba de posiciones panteístas new age junto a los teólogos de la liberación y a Teilhard de Chardin. En 1992, la expulsión de la Orden dominica (en la que había desarrollado su ministerio durante 34 años), motivada, no oficialmente por sus posiciones teológicas, sino por su rechazo a obedecer la orden del Superior de trasladarse a Chicago (v. Adista nn. 12 y 15/92), así como la clausura de los programas del Instituto. Fue entonces cuando Fox, después de llegar a la Iglesia episcopaliana, dio vida, ayudado por el obispo episcopaliano de Oakland, a una Universidad propia: la University of Creation Spirituality que después se convertiría en Wisdom University.

Fox ha elegido la fórmula de las tesis porque “la finalidad tradicional de una tesis es abrir un debate constructivo para la búsqueda de la verdad”, ha dicho, pero “Una nueva reforma” es también el título del libro que ha publicado en tiempo récord el día siguiente de las elecciones al solio pontificio de Ratzinger. “El plazo no fue fijado por nosotros –ha explicado Fox en el blog presente en su página web- sino por las circunstancias de mi invitación a hablar en Pentecostés a Bad Herlaub, invitación planificada seis meses antes, pero que ha parecido más importante después de la elección de Benedicto XVI. He oído que el escándalo de este hecho, que el primer inquisidor general fuera elegido Papa, habría llamado la atención de la gente y les habría empujado a la búsqueda de una nueva reforma”. “¿Por qué no perdonas al cardenal Ratzinger?, me ha preguntado una señora”, prosigue Fox. “Porque antes viene la justicia, después el perdón”, he respondido”.

A continuación publicamos el texto de las 95 tesis, en nuestra traducción del italiano.

Como Lutero, presento 95 tesis o, en mi caso, 95 observaciones de fe sacadas de mis 64 años de vida y de práctica de la religión y de la espiritualidad. Se que no estoy solo en el reconocimiento de estas verdades. Para mi representan un retorno a nuestros orígenes, un retorno al espíritu y a la enseñanza de Jesús y de sus profetas predecesores y de Cristo, un espíritu que la presencia y la enseñanza de Jesús han liberado.

1. Dios es Madre y Padre.

2. En este momento histórico, Dios es más Madre que Padre, porque la parte femenina es la parte más postergada y es importante volver al originario equilibrio de género.

3. Dios es siempre nuevo, siempre joven y siempre “original”

4. Dios, entendido como Padre que castiga, no es un Dios digno de ser honrado sino un falso dios y un ídolo que sirve a quienes construyen imperios. La noción de un Dios que castiga, del todo masculino, es contraria a la plena naturaleza de la divinidad que es tanto femenina y maternal como masculina y paternal.

5. “Todos los nombres que damos a Dios derivan de una comprensión de nosotros mismos”(Eckhart). Por lo tanto, las personas que adoran un padre que castiga son, ellos mismos, castigadores

6. El teísmo (la idea de que Dios está “allí fuera” por encima o en otros universos) es falso. Todas las cosas están en Dios y Dios en todas las cosas (panteísmo)

7. Cada uno nace capacitado de inteligencia mística y de amor, capaz de vivir la unidad de las cosas y todos estamos llamados a mantener vivas esta mística y este amor a la vida

8. Todos estamos llamados a ser profetas, lo que significa intervenir en la injusticia

9. La sabiduría es amor a la vida (cfr. Libro de la Sabiduría: “Esta es la sabiduría: amar la vida” y Cristo en el evangelio de Juan: “Yo he venido para que tengáis vida y la tengáis en abundancia”)

10. Dios ama toda la creación. La ciencia nos puede ayudar a penetrar de forma más profunda y a apreciar los misterios y la sabiduría de Dios en la creación. La ciencia no es enemiga de la verdadera religión.

11. La religión no es necesaria, pero la espiritualidad sí lo es

12. “Jesús no nos llama a una nueva religión sino a la vida”(Bonhoeffer). La espiritualidad es dar la vida en profundidad de frescura y gratitud, coraje y creatividad, confianza y disponibilidad, compasión y justicia.

13. Espiritualidad y religión no son la misma cosa así como no lo son la educación y el aprendizaje, derecho y justicia u comercio o servicio.

14. Los cristianos deben distinguir entre Dios (masculino e historia, liberación y salvación) y divinidad (femenino y misterio, ser y no hecho)

15. Los cristianos deben distinguir entre Jesús (figura histórica) y Cristo (la experiencia de Dios en todas las cosas)

16 Los cristianos deben distinguir entre Jesús y Pablo

17. Jesús, como muchos maestros espirituales, nos ha enseñado que somos hijos e hijas de Dios y que debemos actuar en consecuencia, siendo instrumentos de la com-pasión divina.

18. La eco-justicia es una necesidad para la supervivencia del planeta en la ética humana, y sin ella crucificamos continuamente a Cristo a través de la destrucción de los bosques, del agua, de las especies, del aire y del suelo.

19. La sostenibilidad es otra palabra para indicar justicia, porque lo que es justo es sostenible y lo que es injusto no lo es.

20. Una opción preferencial por los pobres, como se encuentra en el movimiento de las Comunidades de base, es mucho más próximo a la enseñanza y al espíritu de Jesús, que la opción preferencial por los ricos y los poderosos como hace, por ejemplo, el Opus Dei.

21La justicia económica pide un trabajo de creatividad para dar vida a un sistema económico que sea global, respetuoso de la salud y del bienestar de los sistemas planetarios y que funcione para todos.

22. La celebración y el culto son importantes para la comunidad y para la supervivencia humana y estos hechos, que hacen memoria de la alegría, merecen nuevas formas que hablen la lengua del siglo veintiuno

23. La sexualidad es un acto sagrado y una experiencia espiritual, una teofanía (revelación de lo divino), una experiencia mística. Es sagrada y merece ser honrada como tal.

24. La creatividad es el don más grande dado a la humanidad pero también el arma más potente para llevar a cabo el mal y, por lo tanto, se necesita animarla y dirigirla hacia aquella actividad humana que es la más parecida a la de Dios y sobre la que todas las religiones están unidas: la compasión

25. Hay un sacerdocio de todos los trabajadores (aquellos que hacen un buen trabajo son intermediarios de gracia y, por tanto, sacerdotes): este sacerdocio debe ser honrado como sagrado y los trabajadores deben recibir una formación espiritual para llevar adelante su ministerio eficazmente.

26. El imperialismo es incompatible con la vida y con la enseñanza de Jesús, con la vida y la enseñanza de Pablo y con la enseñanza de las religiones sagradas.

27. La ideología no es teología y la ideología pone en riesgo la fe porque sustituye el pensamiento con la obediencia y distrae de la responsabilidad de la teología de adaptar la sabiduría del pasado a las exigencias de hoy. En cambio, de la teología, la ideología pide juramento de fidelidad al pasado.

28. La fidelidad no es un criterio suficiente para el oficio eclesial: lo son la inteligencia y la probada conciencia.

29. No importa cuánto aludan al papa y al papado los medios televisivos para hacer espectáculo: el papa no es la Iglesia sino que desarrolla un ministerio dentro de ella. La “papolatría” es una forma contemporánea de idolatría y todos los creyentes deben oponerla resistencia.

30. Crear una Iglesia de “sicofanti” (el diccionario Webster los define como “oportunistas aduladores serviles”) no es una buena cosa. Los “sicofanti” no son personas espirituales porque su única virtud es la obediencia. Una sociedad de “sicofanti” –sacerdotes, seminaristas, obispos, cardenales, órdenes religiosas como el Opus Dei, los Legionarios de Cristo y Comunión y Liberación, y la prensa “sicofante”- no representan de ningún modo las enseñanzas o la persona del Jesús histórico que ha elegido resistir al poder en vez de acumularlo.

31. El “secreto pontificio” es una forma de corrupción y de secretismo en la Iglesia como en tantas organizaciones humanas.

32. El pecado original es una expresión extrema de un Dios padre que castiga y no es una enseñanza bíblica. Pero la bendición original (bondad y gracia) es bíblica.

33. El término “herida original” describe mejor que “pecado original” la separación que los seres humanos viven dejando el seno materno y entrando en el mundo, un mundo a menudo injusto y no acogedor.

34. El fascismo y la obsesión por el control no son un recorrido de paz o de com-pasión, y los que aplican métodos fascistas no son modelos de santidad. El abuso del aparato de las canonizaciones para canonizar fascistas es una mancha sobre la Iglesia.

35. El espíritu de Jesús y de los otros profetas llama a las personas a estilos de vida simple, para que las personas “puedan vivir”.

36. La danza, cuyo significado original en muchas culturas indígenas es lo mismo que la respiración o el espíritu, es una forma antigua y muy apropiada con la que orar.

37. Honrar a los antepasados y celebrar la comunión de los santos no significa poner unos héroes sobre el pedestal sino honrarlos viviendo su vida de imaginación, coraje y compasión en nuestro tiempo, en nuestra cultura y en nuestro momento histórico como ellos hicieron en el suyo.

38. Hay que esperar y acoger con agrado las diversas interpretaciones del acontecimiento Jesús y de la experiencia de Cristo así como sucedía en los primeros tiempos de la Iglesia

39. La unidad de la Iglesia no significa, por lo tanto, conformidad. Hay unidad en la diversidad. La unidad impuesta no es unidad.

40. El Espíritu Santo está perfectamente en condiciones de actuar a través de una democracia participativa en las estructuras eclesiales. Los modos de ser jerárquicos pueden interferir con la acción del Espíritu Santo.

41. Hay que respetar el cuerpo como templo sagrado de Dios; eso no significa que sea intangible, sino que todas sus dimensiones, bien definidas por siete chakra, son igualmente sagradas.

42. Así, nuestro vínculo con la tierra (primer chakra) es sagrado; nuestra sexualidad (segundo chakra) es sagrada; nuestra capacidad de indignación moral (tercer chakra) es sagrado; el amor que se opone al miedo (cuarto chakra) es sagrado; nuestra voz profética que habla en voz alta es sagrada (quinto chakra); nuestra intuición e inteligencia (sexto chakra) son sagradas; los dones que compartimos con la comunidad de seres de luz y de antepasados (séptimo chakra) son sagrados.

43. El prejuicio racionalista y la parte izquierda del cerebro, la racional, deben ser equilibrados desde la atención a los chakras inferiores como lugares en los que la sabiduría, la verdad y el Espíritu actúan.

44. El chakra central, la com-pasión, es el test para todos los demás chakras, que deben servirlo porque “por sus frutos los conoceréis” (Jesús)

45. “La alegría es el más noble acto humano” (Santo Tomás). Nuestra cultura con su educación, la religión y sus profesiones, ¿promueve la alegría?

46. El alma humana está hecha por el cosmos y no estará satisfecha hasta que no esté reunida con él. De esta reunión derivará un respeto profundo, inicio de la sabiduría.

47. Los “cuatro senderos” (vía positiva, vía negativa, vía creativa, vía transformativa) nombrados por la tradición espiritual de la creación, definen el viaje espiritual místico-profético de Jesús y de la tradición hebraica más plenamente que las tres calles de la expiación, de la iluminación y de la unión que no derivan de la tradición hebrea ni bíblica.

48. Así pues, se puede afirmar que a Dios se le vive en las experiencias de éxtasis, alegría, maravilla y delicia (vía positiva)

49. Se vive a Dios en la oscuridad, en el caos, en la nada, en el sufrimiento y aprendiendo a dejar fluir las cosas (vía negativa)

50. Se vive a Dios en los actos de creatividad y de con-creación (vía creativa)

51. Todas las personas nacen siendo creativas. Es tarea de la espiritualidad dar ánimos a la sagrada imaginación para todos los que han nacido “a imagen y semejanza” del Uno Creativo y “el orgullosos poder de la imaginación es un don de Dios”(Cabalah).

52. Si puedes hablar, puedes cantar; si puedes caminar, puedes danzar; si puedes hablar, eres un artista (proverbio africano y dicho de los nativos americanos)

53. Se vive a Dios en nuestra lucha por la justicia, en el cuidado, en la compasión y en la celebración (vía transformativa)

54. El Espíritu Santo obra a través de todas las culturas y de todas las tradiciones espirituales y sopla “donde quiere”, no es dominio exclusivo de una tradición y nunca lo ha sido.

55. Dios habla, hoy como en el pasado, por medio de todas las religiones y todas las culturas y todas las tradiciones de fe, ninguna de las cuales es perfecta y camino exclusivo hacia la verdad, pero todas pueden aprender unas de otras.

56. Por eso la interreligión o el ecumenismo profundo son parte necesaria de la práctica y de la consciencia en nuestro tiempo.

57. Ya que “el primer obstáculo para la interreligión es una mala relación con la propia fe” (Dalai Lama), es importante que los cristiano conozcan su tradición mística y profética, que es más amplia que una religión del imperio y que las imágenes de un Dios padre justiciero.

58. El cosmos es el templo santo de Dios y nuestra sagrada morada.

59. Catorce mil millones de años de evolución y de expansión del universo expresan la íntima sacralidad de todo lo que existe.

60. Todo lo que existe es sagrado y todo lo que existe está en interrelación, porque todo lo que existe en nuestro universo ha sido iniciado como ser indivisible antes de que tuviera lugar la gran explosión.

61. La interrelación no es sólo una ley de la física o de la naturaleza, sino que forma también la base de la comunidad y de la compasión. La compasión es el modo en el que se expresa nuestra interrelación compartida tanto a nivel de alegría como de sufrimiento y de lucha por la justicia

62. El universo no sufre una falta de gracia y ninguna institución religiosa debe considerar que su tarea es racionar la gracia. La gracia es abundante en el universo de Dios.

63. La creación, la encarnación y la resurrección suceden continuamente a nivel personal y cósmico. Así también la vida, la muerte y la resurrección (regeneración y reencarnación) suceden a nivel cósmico y personal.

64. La biofilia o amor por la vida, es la tarea cotidiana de cada uno.

65. La necrofilia, o amor a la muerte, debe ser contrarrestada en sí y en la sociedad en todas sus formas.

66. El mal puede ocurrir a través de cualquiera, a través de cualquier nación, de cualquier pueblo, de cualquier individuo y, así pues, la vigilancia y la autocrítica y la crítica institucional son siempre necesarias.

67. No todos los que se llaman “cristianos” merecen este nombre así como “no todos los que dicen ‘Señor, Señor’ entrarán en el reino de los cielos” (Jesús)

68. La pedofilia es un terrible error, pero su ocultación por parte de la jerarquía es todavía más despreciable.

69. La fidelidad y la obediencia no son nunca una virtud mayor que la conciencia y la justicia.

70. Jesús no ha dicho nada sobre el condón, sobre el control de la natalidad o sobre la homosexualidad

71. Una Iglesia más preocupada por los errores sexuales que por los causados por la injusticia está enferma.

72. Ya que la homosexualidad se encuentra en 464 especies y en el 8% de la población humana, es natural para aquellos que han nacido así y es un don de Dios y de la naturaleza a la comunidad.

73. La homofobia en cualquier forma es un grave pecado contra el amor al prójimo, un pecado de ignorancia de la riqueza y de la diversidad de la creación de Dios, y también un pecado de exclusión.

74. Racismo, sexismo y militarismo son, también ellos, graves pecados.

75. La pobreza para muchos y el lujo para pocos no son justos ni sostenibles.

76. El consumismo es la versión moderna de la codicia y debe ser combatido creando un sistema económico al servicio de todos y todas las criaturas de la tierra.

77. Los seminarios, tal y como los conocemos, con su excesivo acento en el trabajo racional, a menudo matan y corrompen el alma mística de los jóvenes en vez de animar al misticismo y a la conciencia profética. Deberían ser sustituidos por escuelas de sabiduría.

78. Todos necesitamos un trabajo interior. Por eso, las prácticas de meditación espiritual deben ser accesibles a todos y esto ayudará a calmar el reptilian brain (la parte del cerebro menos racional, más primitiva, similar a la de los reptiles, ndt.). El silencio o la contemplación y el aprendizaje del sosiego pueden y deben ser enseñados a todos los niños y adultos.

79. Un trabajo exterior necesita fluir desde nuestro trabajo interior, así como la acción fluye de la no acción y la acción verdadera del ser.

80. Una prueba para saber si una acción es justa es ésta: ¿cuál es el efecto de esta acción sobre las personas desde aquí hasta dentro de siete generaciones?

81. Otra prueba para saber si una acción es justa es ésta: lo que estoy haciendo, lo que estamos haciendo, ¿es bello o no?

82. Eros, la pasión por la vida, es una virtud que combate la pereza o la falta de energía para iniciar cosas nuevas y se expresa también con la depresión, el cinismo y la indolencia.

83. La noche oscura del alma desciende sobre nosotros y la respuesta más idónea no es la dependencia de las compras compulsivas, del alcohol, de las drogas, de la TV, del sexo o de la religión sino, más bien, seguir la oscuridad y aprender de ella.

84. La noche oscura del alma es un lugar de aprendizaje de gran profundidad. Se necesita sosiego.

85. No hay una sola noche oscura del alma sino también una oscura noche de la sociedad y una noche oscura de nuestra especie.

86. El caos es amigo y maestro y parte integrante del preludio de un nuevo nacimiento. Por eso no debe ser temido o controlado por la fuerza.

87. La ciencia auténtica puede y debe ser una de las fuentes de sabiduría de la humanidad porque es una fuente de sagrado respeto, de maravilla infantil y de verdad.

88. Cuando la ciencia enseña que la materia es frozen light (“luz congelada”, físico David Bohm) se trata de un pensamiento que libera la carne del ser chivo expiatorio en cuanto negativo, y nos asegura, en cambio, el hecho de que todas las cosas son luz. Esta misma enseñanza se encuentra en el evangelio cristiano (Cristo es luz en todas las cosas) y en la enseñanza budista (la naturaleza del Buda está en todas las cosas).

89. Los objetivos propios del corazón humano son la verdad y la justicia (Santo Tomás) y todos tienen derecho de alcanzarlo con una sana educación y un sano gobierno.

90. “Dios” es sólo uno de los nombres del Uno divino y hay un número infinito de nombres para Dios y la divinidad, sin embargo Dios “no tiene ni tendrá nunca nombre” (Eckhart).

91. Tres caminos hacia el corazón son el silencio, el amor y el dolor.

92. El dolor en el corazón del hombre debe ser curado con rituales y prácticas que, puestos en práctica, aplaquen la rabia y consientan a la creatividad socorrer de nuevo.

93. Dos caminos que parten del corazón son la creatividad y los actos de justicia y com-pasión.

94. Ya que los ángeles aprenden exclusivamente gracias a la intuición, cuando desarrollamos nuestros poderes de intuición podemos esperar encontrar ángeles en nuestro camino.

95. La verdadera inteligencia comprende los sentimientos, la sensibilidad, la belleza, la gratuidad y el humor, que es un don del espíritu, con la paradoja que es hermana de todas ellas

No hay comentarios:

Publicar un comentario